castillo de moya - serrania de cuenca

Naturaleza, historia y mucho más

La Serranía de Cuenca es una zona montañosa situada en el Sistema Ibérico, en el centro de España.

Se divide en tres comarcas naturales: Serranía Alta, Serranía Media y Serranía Baja, cada una de ellas con sus propios características naturales.

La Serranía Alta se localiza al noroeste de la provincia. Ocupa una superficie cercana a los 1.100 km2 y está conformada por 19 municipios. Cañizares, Beteta, Tragacete, Las Majadas, Huerta del Marquesado y Vega del Codorno son algunos de ellos.

La Serranía Media tiene una extensión de 6.111 km2 que se reparten en 72 municipios. Los más poblados son Cuenca, Las Valeras, Landete, Arcas del Villar, Villar de Olalla, Sotorribas, Villalba de la Sierra y Cañamares.

Por último, la Serranía Baja se localiza al sureste de la provincia de Cuenca. Tiene una extensión de 2.84 km2. Entre sus 33 municipios se encuentran localidades como Landete, Talayuelas, Cañete, Mira, Carboneras de Guadazaón, Aliaguilla, Cardenete, Salvacañete o Cañada del Hoyo.


La serranía de cuenca se divide en 3 comarcas naturales: serranía alta, serranía media y serranía baja


Tesoros por descubrir

Entre los múltiples encantos de la Serranía de Cuenca se encuentra un particular paisajes en el que destacan las curiosas formas geológicas esculpidas por el efecto del agua y el viento sobre las rocas calcáreas. Este relieve kárstico es especialmente llamativo en parajes como los Callejones de Las Majadas, la Ciudad Encantada o las Corbeteras en la localidad de Pajaroncillo.

Todo el territorio nos ofrece la posibilidad de disfrutar de extensas masas forestales con una amplia variedad de especies de flora: encinas, pinos, sabinas, robles, tejos, acebos… La fauna de la zona esta compuesta por ciervos, corzos, jabalíes, muflones, cabra montés, buitres… Un paseo por sus espacios naturales es un placer para los sentidos. Además, es un lugar ideal para la práctica de todo tipo de deportes de aventura y la observación astronómica.

Desde 2007, buena parte de este espacio natural forma parte del denominado Parque Natural de la Serranía de Cuenca, una zona especialmente protegida por su valor medioambiental.

Pero la Serranía de Cuenca no es solo naturaleza. En su amplia extensión podemos sumergirnos en la historia en lugares como la antigua ciudad de Moya, los castillos de Cañada del Hoyo y Cardenete o las iglesias románicas de muchas de sus localidades. También podemos acercarnos a las tradiciones ancestrales que se celebran a lo largo de todo el año o saborear su rica y contundente oferta gastronómica.

La oferta de alojamientos y restaurantes es variada. Un buen número de hoteles, hostales, casas rurales y campings ofrecen sus servicios en la zona.

¡Ven a disfrutar de la Serranía de Cuenca! Tiene mucho por descubrir.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el botón aceptar nos da su consentimiento a nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad