Serrania de Cuenca - Parque El Hosquillo

El Hosquillo reabre sus puertas

El Parque de El Hosquillo, uno de los principales atractivos de la Serranía de Cuenca, inicia una nueva temporada de visitas desde el 27 de marzo. 

Con el levantamiento de las restricciones de movilidad entre municipios y con la puesta en marcha de medidas especiales para garantizar la seguridad de los visitantes, el parque reabre sus puertas tras haber realizado algunas mejoras en el vallado de recintos, los pasos canadienses o la presa de la osera.

El Parque de El Hosquillo abarca una extensión de 910 hectáreas en plena Serranía de Cuenca. En este maravilloso entorno natural, se llevan a cabo labores de conservación e investigación. Además, es un espacio único para conocer en su hábitat natural a una amplia variedad de especies de fauna. Para esta labor, cuenta con un equipo de experimentados monitores que guían a los visitantes en su recorrido por el parque.

El Hosquillo - Serranía de Cuenca
Vista panorámica del valle de El Hosquillo.

Los osos de El Hosquillo

Uno de los principales atractivos de la visita es acercarse a las oseras del paraje del Rincón del Buitre. Entre la frondosa vegetación y rodeados de majestuosos farallones de piedra, habita un grupo de osos pardos.

Desde sus inicios allá por el año 1964, los osos han sido inquilinos habituales de El Hosquillo. Algunos de ellos, han alcanzado popularidad, como el caso de Paca y Tola -murió en 2018 con 29 años-, dos oseznas que se criaron en el parque durante cinco años tras ser rescatadas después de que un cazador furtivo matase a su madre a finales de los años 80 del pasado siglo. Tras su paso por Cuenca, viajaron a Asturias.

La vinculación de este entorno de la Serranía de Cuenca con los osos pardos atrajo la atención de Félix Rodríguez de la Fuente, quien dejo constancia de ella en un episodio de su conocida obra El hombre y la tierra.



Además de los osos, El Hosquillo permite presenciar en semilibertad a otras especies cinegéticas, como ciervos, gamos, jabalís, cabras montesas, muflones, corzos o lobos.

Las aves también tienen su espacio en este centro. En la zona es posible ver águilas reales, halcones, buitres, alimoches, búhos, azores o gavilanes.

En un espacio tan representativo de la Serranía de Cuenca no podía faltar el agua. Por el valle discurren el río Escabas y el Arroyo de las Truchas, donde se pueden contemplar ejemplares de nutria y trucha común, entre otros. 

En el recorrido guiado entre los distintos recintos entramos una rica variedad de vegetación autóctona. Diversas especies de pino -como el albar o el negral-, Quejigos, boj, aliagas, tejos, acebos, sauces, chopos, avellanos, álamos, orquídeas… conforman el variado catálogo de especies vegetales.

El recorrido de la visita a El Hosquillo incluye el paso por el centro de interpretación y el museo. En el primero de ellos se nos muestra la biodiversidad del parque a través de distintos recursos audiovisuales, maquetas y módulos interactivos.

En el museo cinegético están representadas algunas de las especies de animales más características de la Serranía de Cuenca y otras en peligro de extinción.

Preparar la visita al Parque de ‘El Hosquillo’

Desde el 27 de marzo, El Hosquillo permanecerá abierto -si la situación sanitaria lo permite- hasta el mes de diciembre.

Inicialmente, se han previsto dos grupos de visitas en los días de apertura (sábados, domingos y festivos): uno a las 11:30 horas y otro a las 16:30. En cada uno de ellos pueden participar 10 personas.

La visita guiada tiene una duración aproximada de 2 horas.

En la página www.parqueelhosquillo.com se puede acceder a un calendario que informa sobre las plazas disponibles para cada turno. Desde allí, también se puede reservar la visita y pagar la tarifa correspondiente.

El acceso para mayores de 13 años tiene un precio de 12,15€. La tarifa para los niños de entre 5 y 12 años, los mayores de 65 años y las personas con discapacidad es de 6,07€. Para los menores de cuatro años el acceso es gratuito.

Cómo llegar

El camino más directo para llegar a El Hosquillo desde Cuenca es tomar la CM-2110. Si quieres disfrutar del paisaje de la hoz del Júcar, también puedes utilizar la CM-2105-. Por ambos caminos se llega a Villalba de la Sierra. Desde esta localidad, ascenderemos hasta Las Majadas y, desde allí, seguiremos las indicaciones hasta el parque.

En este mapa tienes el recorrido que te proponemos.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el botón aceptar nos da su consentimiento a nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad