Formación para asegurar
la supervivencia del medio rural

Formar a las nuevas generaciones para que puedan mantener e innovar en las actividades económicas que se desarrollan en el medio rural es uno de los pilares fundamentales para la supervivencia de nuestros pueblos.

Los expertos coinciden en que fortalecer el tejido socio-económico de las zonas rurales es indispensable para su sostenibilidad. Un ejemplo lo encontramos en el Plan Estratégico PAC post 2020, que se ha fijado 9 objetivos específicos. Varios de ellos están íntimamente relacionados con la formación: incrementar la competitividad (OE2), apoyar el relevo generacional (OE7) y zonas rurales vivas (OE8). Además, hay otro objetivo transversal: el conocimiento y la innovación. 

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) llega a una conclusión similar en su estudio Necesidades formativas de la juventud rural: “Resulta crucial garantizar su relevo generacional, a fin de asegurar la continuidad del empleo de los activos agrarios. Y en este apartado, la formación desempeña un papel clave”. 

Portada del Nº 47 de la revista ‘Desarrollo Rural Sostenible’

El número 47 de la revista Desarrollo Rural Sostenible, editada por la Red Rural Nacional, dedica un reportaje a la formación como clave para el relevo generacional del medio rural (puedes descargarlo pinchando en este enlace). En él, su autor, Javier Rico, aborda algunas propuestas que se están llevando a cabo para en este ámbito: el programa de estancias formativas del MAPA,  el programa GAztenek del Gobierno vasco o la oficina virtual El Planter de la Generalit de Calatunya.

El texto también hace mención a una iniciativa que tiene como escenario la Serranía de Cuenca y en la que la Asociación Promoción y Desarrollo Serrano (PRODESE) como colaboradora: el Urban Forest Innovation Lab.

Como ya contamos en una entrada anterior, este laboratorio es un programa que busca promover y desarrollar ideas innovadoras y sostenibles vinculadas al ámbito forestal de la provincia de Cuenca, por lo que una buena parte de sus propuestas se centran en la comarca natural de la Serranía de Cuenca.

Tal y como indica Rico en su texto, “en UFIL buscan perfiles procedentes de la formación en ingeniería forestal o agrícola, pero también de la arquitectura, el diseño o diversas disciplinas artísticas y de humanidades. Durante un año, les ponen en contacto con emprendedores ya asentados, empresas e instituciones y les motivan para que desarrollen sus propias ideas”.

En la primera promoción surgieron interesantes ideas de muy diversos tipos: destilería artesanal, compensación de la huella de carbono, fabricación de muebles, alojamientos rurales, truficultura, cine, industria textil…

30 nuevos participantes

En la actualidad, UFIL está trabando con su segunda promoción, integrada por 30 participantes con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años en su mayoría.

En su estancia en el programa se formarán en disciplinas como Biología y Ciencias Ambientales, Forestales, Tecnología, Empresas, Arte, Gastronomía, Arquitectura, Magisterio y Trabajo Social.

El objetivo final es dotarlos de las herramientas y conocimientos necesarios para que puedan desarrollar sus proyectos de emprendimiento en bioeconomía forestal.

UFIL es una iniciativa del Ayuntamiento de Cuenca financiada en un 80% por la Unión Europea y en la que participan diversas instituciones y empresas como socios y colaboradores.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el botón aceptar nos da su consentimiento a nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad