cajeros Serranía de Cuenca

Cien cajeros automáticos
para el medio rural

El medio rural ofrece infinidad de posibilidad y cuenta con numerosos servicios.  Sin embargo, hay zonas que aún carecen de algunas prestaciones que pueden hacer la vida más fácil a sus habitantes. Un ejemplo son los cajeros automáticos.

En Castilla-La Mancha, 449 municipios carecen de sucursal bancaria. La red de cajeros automáticos tampoco alcanza a muchas pequeñas localidades, cuyos vecinos tienen que desplazarse a otras de mayor tamaño para poder disponer de efectivo cuando lo necesitan.

Para contribuir a paliar esta situación y ampliar los servicios de algunos de los pueblos más pequeños, la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) destinará 3,5 millones de euros a través de una ayuda de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Serán los 29 grupos de acción local que forman parte de RECAMDER, entre los que se encuentra la Asociación Promoción y Desarrollo Serrano (PRODESE), los que se encarguen de gestionar estas ayudas a las que podrán concurrir las entidades que presten estos servicios.

Estos cajeros automáticos facilitarán a los ciudadanos la disposición de dinero en efectivo, la consulta de saldos, la consulta de últimos movimientos, el cambio de idioma o de pin, la recarga de tarjetas bancarias prepago y de teléfonos móviles, así como operaciones contactless, sin introducir tarjeta a través de lector con contacto, entre otras. El precio máximo para el usuario por realizar una operación será de 1,35 euros.

Ley contra la despoblación

Esta iniciativa se encuadra dentro de las medidas de la ley frente a la despoblación y el desarrollo del medio rural. En su artículo 57, hace referencia explicita al acceso a servicios bancarios y obliga a las entidades financieras “a atender en sus estrategias comerciales y de función financiera al acceso de la población de Castilla-La Mancha a servicios bancarios a través de oficinas, cajeros, agentes financieros, oficinas móviles, entre otros medios, con la finalidad de aportar soluciones a aquellas poblaciones que no tengan acceso a estos servicios bancarios”.

Para ello, faculta a las administraciones públicas a “suscribir acuerdos con entidades para implantar soluciones tecnológicas que faciliten el acceso a los servicios financieros de las personas que viven en el medio rural, especialmente a los medios de pago en las zonas escasamente pobladas o en riesgo de despoblación”.

La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural se creó en 1997. Es una entidad sin ánimo de lucro en la que se integran los grupos de acción local de Castilla-La Mancha. En total, engloba a 884 municipio de toda la región.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el botón aceptar nos da su consentimiento a nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad