zona de baño Serranía de Cuenca

Piscinas naturales
en la Serranía de Cuenca

El agua es uno de los elementos que caracteriza a la Serranía de Cuenca. Arroyos, ríos, fuentes, lagunas… son protagonistas de la orografía serrana. En estos días calurosos, se convierten en un lugar ideal para refrescarse y disfrutar de los deportes de aventura.

Hoy queremos hablaros de entornos naturales con balsas o corrientes de agua que se revisan periódicamente para garantizar la seguridad del baño.

Castilla-La Mancha cuenta con 35 zonas naturales que se revisan quincenalmente por los técnicos de la Consejería de Sanidad. De ellas, 5 se localizan en la provincia de Cuenca y 4 en la Serranía de Cuenca.

Embalse de La Toba (Cuenca)

Desde 1925, el embalse de La Toba se encarga de regular las aguas del Júcar. Desde allí, se abastece la laguna de la cercana localidad de Uña y el salto de la central hidroeléctrica a de Villalba de la Sierra. Además, es un lugar maravilloso para disfrutar de un cómodo baño rodeado de naturaleza.

Su capacidad ronda los 9,7 hm3, ocupando una superficie de 158 hectáreas.

El acceso hasta la orilla es cómodo y ofrece mucho espacio para ubicarse sin problemas y disfrutar de una jornada junto al agua.

Mira como se disfruta junto a las aguas del embalse de La Toba.

Laguna grande de El Tobar (Beteta)

Situada a un par de kilómetros de la localidad del mismo nombre, nos encontramos con una laguna en que las aguas más profundas no se mezclan con las superficiales (laguna meromíctica) debido a la alta salinidad de la zona inferior, que llega a ser hasta tres veces superior el agua del mar.

La laguna -con cerca de 3 kilómetros de diámetro- y su entorno es el habitan natural de numerosas especiales de animales, entre las que destacan nutrias, ánades, zampullines, pollas de agua, fochas y porrones). Por tratarse de un espacio de acogida de un buen número de aves acuáticas y ser punto de paso de rutas migratorias, la laguna de El Tobar está reconocida como Refugio de Fauna desde 1988. Además, es una Reserva Natural y un espacio protegido de la Red Natura 2000.

En su ribera, podemos encontrar pinos negros y silvestres, sabinas, encinas, boj, enebros…

El acceso hasta la laguna también puede realizarse con vehículo.

La Playeta de Cañamares

Muy cerca de la localidad de Cañamares, en el cruce de la carretera a Fuertescusa, encontramos un espacio acondicionado para el baño. Las aguas del río Escabas se embalsan para ofrecer una piscina natural que hace las delicias de miles de bañistas cada verano.

Para haceros una idea de lo que podéis encontrar allí, lo mejor es que veáis este video:

Este año, como novedad, el Ayuntamiento de Cañamares ha instalado una caseta para ofrecer servicio de bar.

A unos metros, se encuentra el área recreativa de El Barco, un lugar muy agradable para comer o merendar en plena naturaleza.

Río Cuervo en Santa María del Val

Santa María del Val es un pequeño y encantador pueblo de la Serranía Alta de Cuenca, cercano a localidades como Lagunaseca o Masegosa.

Muy pocos kilómetros después de su nacimiento, el río Cuervo discurre por los aledaños de Santa María del Val rumbo al embalse de la Tosca. En este recorrido aguas abajo nos ofrece remansos propicios para el baño.

Podéis acceder a los datos de los últimos análisis de las aguas de estos espacios naturales aquí: Náyade. Sistema Nacional de Información de Aguas de Baño.

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación, realizar tareas de análisis y ofrecer un mejor servicio. Al pulsar el botón aceptar nos da su consentimiento a nuestra política de cookies.    Más información
Privacidad